Esa bella melodía, de Pedro Escudero Zumel

Esa bella melodía, de Pedro Escudero ZumelSopla buen viento para el microrrelato de terror en España. Autores como Santiago Eximeno, Alfredo Álamo o Pedro Escudero Zumel son la punta de una lanza nutrida y talentosa de microrrelatistas que está abriendo brecha editorial, ganándose a pulso de ingenio el apoyo de sellos nuevos como Viaje a Bizancio, 23 escalones o Saco de huesos. Sellos que demuestran la inteligencia y el olfato precisos, la capacidad de adaptación y el valor de apostar por un modo de crear literatura, la micronarrativa, que responde al signo de estos tiempos.


Pedro Escudero Zumel es dueño de un registro amplio y diverso que abarca con espléndida eficacia el vasto terreno que media entre lo feroz y lo pánico, entre lo cruel y el humor más negro. En la rigurosa brevedad de "Esa bella melodía...", y sin incurrir ni una vez en la sanguinolencia, hay espacio para el zarpazo certero y a veces furioso al imaginario colectivo, para la revisitación clásica, el mito subvertido en forma de tweet o de epitafio. De igual modo el folclore, el cuento popular, se redescubre —siempre lo fue— campo fértil para el espanto actual.
Porque el verdadero terror a día de hoy —algo que Pedro entiende a la perfección y que me da la impresión de que asume como axioma— no es sino un momentáneo lapso de espantosa lucidez, un arañazo, un tajo diminuto pero profundo en la urdimbre mediática.


Creo que la calidad y la originalidad de los "cuentitos de horror y humor negro" que componen "Esa bella melodía" complacerán tanto al amante del terror como al aficionado a la micronarrativa.
Del mismo autor, habitual en las mejores antologías españolas del género, e igualmente representativos, se ofrecen al lector "Zombie Kindergarten" y "Sakura", libro gratuito en formato electrónico, ambos a través de la web de 23 escalones. Por lo demás, Pedro alimenta el blog "Más cuento que calleja" .

Share
Presets
BG Color
BG Patterns
Accent Color
Apply