Reseña: "El bosque Mitago"


Título: El bosque Mitago (Mythago Wood)

Autor: Robert Holdstock

Editorial: Gigamesh

Género: fantasía

Lo primero que es preciso señalar de la novela que ocupa estas líneas es que estamos ante una de esas obras que requieren que dediquemos el cien por cien de nuestras neuronas a la lectura. Si estamos en uno de esos momentos en que somos candidatos a protagonizar el anuncio de Farmatón Complex, mejor volvemos a dejar el libro en la pila y nos adentrarnos en una lectura menos exigente.


Al menos esa es la experiencia que yo he tenido con esta novela. La primera vez que afronté su lectura estaba en uno de esos periodos en los que cuesta centrase en la lectura, por lo que decidí dejarla a un lado y centrarme en otras obras que se me antojaban en ese momento más livianas.
Y es que, si por algo destaca El bosque Mitago, es por ser una novela tan sugerente como densa. Aunque, sus densidad no se debe a adolezca de barroquismo formal, sino a lo trabajado de su contenido; pocas veces se han introducido tantos conceptos en menos de trescientas páginas y con tanta capacidad para fascinar al lector que entra el juego propuesto por la novela.
El uso de la palabra fascinación no es gratuito ya que ésta es precisamente la base de la novela, que pivota sobre dos pilares básicos: La fascinación que genera el bosque que da nombre a la novela sobre los miembros de una familia y la que las leyendas crean sobre el imaginario colectivo. Con estos dos pilares, Robert Holdstock creó una de las obras más sugerentes de este género tan difuso y heterogéneo como es la fantasía, amén de rompedora en la época en que fue escrita (los años ochenta). El bosque Mitago se aleja por completo de los tópicos que ahogan el género, para crear un imaginario fuertemente ligado a la historia de Gran Bretaña y que hoy se sigue percibiendo como actual. Trasmite además Holsdtock la sensación de que este trabajo de ambientación se apoya en un esmerado trabajo de documentación sobre la historia y la tradición mitología de su país, hasta el punto de que el lector llega a desear sumergirse en las fuentes que han ayudado a construir ese hipnótico mundo, que se abre ante nuestros ojos cuando nos adentramos en el singular bosque que da nombre a la novela.

Junto con la densidad y su trabajada atmósfera, otro elemento que caracteriza a esta obra es su relativa frialdad, pese a estar narradas en primera persona, y esto sí que puede verse como una mácula por algunos lectores. El bosque Mitago no es una novela en la que uno pueda localizar un personaje con el que establecer un vínculo de empatía que le haga preocuparse por cada cosa que le suceda al mismo; los protagonistas son caracteres más bien fríos, poco humanizados, e, incluso, esquemáticos. Al menos, así lo son al principio, ya que, a medida que la historia se va haciendo más fantástica y las fronteras con lo irreal se difuminan, paradójicamente, estos parecen ganar en tridimensional y humanidad.
No obstante, a mi modo de ver, no tiene por qué percibirse este alejamiento como un defecto de la novela. La propia historia parece pedir ese distanciamiento, al describirnos el proceso de fascinación que experimentan los protagonistas como un hecho que los aísla de los que le rodean. Un estilo más epatante quizás resultaría más accesible para el lector y dotaría de algo más de «alma»a los personajes en ciertos tramos de la historia, en los que quedan algo difuminados, pero restaría fuerza y credibilidad a los efectos que el bosque genera sobre los mismos.

Poco más me queda por decir, sin destriparos la trama, salvo recomendar la lectura de la novela. Aclarar, no obstante, que pese a que se puede considerar la primera de una saga (en español solo se llegó a publicar una segunda parte Lavondyss, por parte de Martínez Roca, hoy ilocalizable), El bosque Mitago resulta completamente válido como novela independiente; es más nos son pocos los que piensan que era una novela independiente y el resto de la saga llegó un poco para explotar el filón. Lo cierto es que quienes han llegado a leer la segunda novela concluyen que no es una continuación pura, sino más bien una novela ambientada en el mismo mundo, y su calidad queda bastante por debajo del la de su antecesora.


Share
Presets
BG Color
BG Patterns
Accent Color
Apply